Download

Recent Posts

3 de septiembre de 2010

On viernes, septiembre 03, 2010 by GeNeRaCiOn AsErE   No comments
El 78,22% de los cubanos que viven en La Habana depende del mercado negro, según una encuesta independiente

Casi ninguno de nosotros –los cubiches crecidos en la isla- pudimos elegir la ropa con que nos vestimos o el alimento que íbamos a ingerir durante el día. De preescolar al sexto fuimos a la escuela calzando Kiko Plastic, botas Centauro y cuanta prenda horrible vendía la red de Comercio Minorista.
Uno se vestía, comía y soñaba por obra y gracia de la casualidad, de la "Comunidad" y de la bolsa negra…

Durante los años de la infancia el asunto de vestirnos y comer no fue un gran dilema, pero a la salida de la secundaria y al entrar en el preuniversitario, la mayoría de nosotros ya había tenido que inventar algún cambalache para conseguir una que otra ropita en bolsa negra y desde que teníamos uso de razón habíamos visto a nuestros padres "resolviendo" el desayuno o plato de comida.

Recuerdo que cuando las tiendas en divisas aún no estaban abiertas, le echábamos mano a todo lo que apareciera en bolsa negra: camisas, tenis, jeans, blusas bordadas, pantalón… lo importante es que viniera de afuera, pero lo triste es que pasamos nuestra adolescencia sin poder elegir las ropa con nos vestimos.

Gracias a la bolsa Negra, a los familiares de la Comunidad (cubanos residentes en el extranjero), a los marineros mercantes y a las jineteras, que fueron el puente entre las prendas del extranjero y el cubano que a nada tenia acceso y que compraba a "contrabando" los objetos de consumo, que el gobierno cubano nunca quiso vender en sus tiendas para el mercado nacional.

GeneracionAsere/tony
Reactions: