Download

Recent Posts

30 de octubre de 2011

On domingo, octubre 30, 2011 by GeNeRaCiOn AsErE   5 comments
foto by Deyanire Musa (generacionasere)
Lo del TAORO no tiene comparación, pero mientras tanto necesito tomar un jugo de mango "congeladito" y proveniente de mi refrigerador, para hacerme las tardes del domingo menos tristes.

No hay duda de que la comida cubana nos alegra el paladar y de paso nos ayuda a reafirmar parte de nuestra identidad. La carne de puerco por ejemplo, aunque no sabe igual en Tel Aviv, Hong Kong o Nueva Zelanda, en todos estos lugares nos hace mucha falta. Ah, pero cuando la "jama" llega en forma de recuerdo se convierte en un "alma" de doble filo. Por eso mi niñez, Cuba, la familia... los que están y los que no están "todos juntos" me esperan hoy en el fondo de este vaso.

GeneracionAsere/La Pandilla

Reactions:

5 comments:

lola dijo...

A mí no es sólo la carne de puerco la que no me sabe igual, es que NADA sabe igual a lo que probaba en mi niñez. Demasiado producto químico. Si ni siquiera el aceite de oliva huele igual.
Sin embargo un día una vecina me trajo verduras de un huerto que tenía, lo llevaba al sistema antiguo, nada de productos químicos, la diferencia de olor y sabor con lo que se compra normalmente en las tiendas era abismal.

Dainelys dijo...

Es sin duda la comida cubana una de las mejores en el mundo, creo que en ninguna parte del mundo se come con el estilo y con el sabor carcterístico de los cubanos.
En cuba se cocina con productos naturales mientras que en otros paises se cocina con demasiados productos quimicos, productos que pueden dañar a la salud del hombre.

Anónimo dijo...

paola.cuban123@gmail.com
Cuando no estás en un país extranjero extrañas todo, hasta lo más insignificante, pues ahí todo es diferente: la comida, la cultura, el idioma, las relaciones, etc. Al menos con la comida de nuestro país podríamos matar un poquito ese gorrión, lo que eso sí para lograr esa comida como tiene que ser, se pasa tremendo trabajo, como dice lola.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Gracias por pasar caballero.
Un besito a mi Lola de siempre. (tony)

Uncuentoviejo dijo...

Yo desde luego no la extraño para nada, me basto conocer otras gastronomias para olvidarla por completo y aborrecerla tambien, siempre la misma combinacion: sota, caballo y rey. Eso sin contar la calidad de la materia prima, no hay cosa mas asquerosa que comprar carne en Cuba, en un agro ahi esta llena de moscas y en divisa, una carne prieta que seguramente rompio la cadena de frio por lo menos 3 veces.

Es la nostagia o el pueblerismo, lo que nos hace sobrevalorar las cosas. Yo he escuchado a gente sentir nostalgia de la pasta de oca con soja. Nuestra generacion no sabe comer bien, nunca tuvo esa oportunidad.