Download

Recent Posts

24 de diciembre de 2007

On lunes, diciembre 24, 2007 by GeNeRaCiOn AsErE in    11 comments

No soy una asere. Mi generación es la de los padres de los aseres, aquellos que nacimos antes del 59... los que de niños todavía conocimos algo del capitalismo y que después nos olvidamos de lo vivido para incorporarnos a un proceso que casi todos creíamos era ‘diferente’ y espectacular... y después con el transcurso del tiempo, unos antes que otros, nos fuimos dando cuenta que habíamos desperdiciado nuestra juventud y los mejores años de nuestra vida en algo que no valía la pena. ¡Que decepción ¡!!

Cada cual siente la nostalgia a su manera, es difícil cerrar la puerta, apagar la luz y de un día para otro cambiar la vida, para bien o para mal. pero cambio al fin. Sobre todo si ese cambio viene después de los 50, es, sin metáforas ni hipérbolas, literalmente ¡¡TERRIBLE !!

En fin, volvamos a mi nostalgia. Entre otras muchas cosas, yo extraño a mis plantas, hasta sueño con las violetas, lirios, rosas, geranios, helechos y tantas otras que dejé abandonados en mi terraza del Vedado.. donde las plantas eran más que dueñas y señoras, niñas pequeñas mimadas por mis cuidados ... y ni que decir cuando amenazaba algún huracán y había que mover todo el entarimado, macetas, cadenas., y hasta latas para el interior de la sala para que no fueran afectadas con los vientos. Lo triste de esta historia es que al poco tiempo de estar por acá, mis plantas fueron muriendo poco a poco por falta de agua, atención y quizás hasta de cariño.

Al principio pensé que aquí volvería a tener un jardín mucho mas florido y alegre, fertilizantes, tierra abonada, semillas, posturas, todo fácil para lograrlo con solo visitar Home Depot, pero nunca ha podido realizarse, de mis sueños solo queda una planta de limón criollo que sembré de unas semillas que traje conmigo, cuando llegué de Cuba hace dos años, y que todavía cuido en una maceta. . nada más . Pero creo que ya no vale la pena volver a empezar, quizás porque he comprendido que es demasiado tarde y porque siempre seguiré soñando con las plantas de mi terraza, las que regaba a diario con el agua del arroz ,y fertilizaba con borras de café y pastillas anticonceptivas a falta de algo mejor ,pero sobre todo, las que cuidaba y atendía como si fueran los hijos que un día, hace muchos años, decidieron cambiar de país para probar suerte, los hijos aseres que ahora nuevamente llenan mi vida.

Quiero compartir con los aseres blogeros, hijos de otras madres no aseres como yo , lo que queda de mis plantas y de mis sueños.. unas fotos para recordar mi terraza del Vedado ¡!
Ana
Reactions:

11 comments:

GaviotaZalas dijo...

Que historia tan llena de sentimientos!!! Palabras llenas de amor y nostalgia,,quisiera q un día mi madre también pudiese entender las cosas del mismo modo q ud. Quisiera mi madre un día entendiese porq ahora somos aseres,,pero es dificíl trasladar ciertas cosas, desde realidades tan diversas y distantes. Soy feliz porq ustedes estén unidos,,,También a nosotros,como a sus plantas, nos tocará esperar q pase el huracán para regresar a contemplar nuestro cielo. Un abrazo a Ana y sus Aseres que pasen una felices fiestas.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Gracias, Mami, por esta linda historia. Un millón de besos para ti.

Albertico el aserito

omar dijo...

"Viejuca", me pusiste a gozar con eso...

Mi mamá no ha querido ni mudarse de donde vive, allá en el lejano Camagüey, porque según dice: "yo estoy acostumbrada a mi patio".

Imagino que realmente sería difícil para ella vivir sin esos 80 metros x 15 de patio duro y campesino; donde tiene 168 tipos diferentes de flores (si, lleva la cuenta y todo...), muchas de ellas, orquídeas traídas desde Soroa, otras intercambiadas; en fin, años de esfuerzo, dedicación y mucha nostalgia por sus hijos entregadas a la jardinería del corazón.

A ella le hice esta décima que ahora le dejo, como agradecimiento a su balcón:

El patio en que me encontré
jardín de mis mariposas
tiene el galán y la rosa
y el florecer del café

Un marpacífico fue
el panal de mis desmanes
y en flores, los guayacanes
desdoblaron su rudeza para darle a mi torpeza
dualidad en sus afanes.

La albahaca, el guayacancillo
el bledo, la dormilona
son flores de mi corona
de rey de los mamoncillos

La savia del romerillo
Taína, blanca, Bantú,
me modeló en Sabicú
para que cantara de hombre
¡aquellas flores sin nombre
que me robó el marabú!

Saludos

Ana dijo...

Gracias,
Gaviota,ojala pronto puedas tener a tu mami junto a ti.
Omar .. La decima está muy emotiva.Me has hecho llorar.
Alberto.. gracias a ti, por ser mi hijo asere.
Los quiero y felices fiestas. Ana

tony dijo...

Hola Ana, hoy es el mejor día para unas palabras tan bellas.
¿Qué puedo decirte?
Es muy duro el precio de dejar atrás a lo que más se quiere.
Allá en la Habana mi mami riega sus maticas todos los días y aunque ellas le acompañen, estoy seguro de que algo grande le falta.
Como consuelo te digo que los hijos son un tipo de planta que jamás se seca si la regaste bien, disfrútalos, quien sabe si tan solo con mirarlos puedes brillar por un segundo largo y rejuvenecer, digo... si es cierto aquello que la juventud equivale a conmoverse.
Yo lo creo.

Un beso grande, de otro hijo.

ana dijo...

Gracias Tony.. seguro que la otra Ana, tu mamá , desea mas que nada en el mundo tenerte a su lado . Para ella , como lo fue para mi ,y para todas las otras madres es anti natural vivir lejos de sus hijos, separados por una barrera invisible de complicaciones aduanales que nos impiden ir y venir cuando mas lo necesitamos . Espero Ari podrá darle hoy un beso bien grande en nombre de su tocaya. Muchos Cariños para ti y para Maylin.. Ana

Aguaya Berlin dijo...

Qué lindo lo que Ud. ha escrito... Mi mamá también tiene sus matas allá en Santos Suárez y las extran~ó mucho cuando vino a visitarme. Aquí me regó las mías con mucho carin~o.
Fue duro para Ud. dejar sus flores atrás y cambiar la vida de un día para otro. El premio sin embargo es estar cerca de su hijo.
Ojalá todas las madres cubanas puedan hacer lo mismo... o no tener que dejar sus matas atrás, ni sus perritos ni su pasado.

ana dijo...

Gracias aguaya.. pero aca tengo dos hijos , hija e hijo , y una nieta preciosa que cada vez que sonrie ilumina mi corazón, asi que valió la pena..verdad?? Ana

Aguaya Berlin dijo...

Ana, yo hubiera hecho lo mismo: la familia es lo primero.
Triste que haya tantas familias divididas que quisieran estar juntas estos días especiales...
Felices fiestas para Ud. y su familia,
AB

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Ana, he tenido un día de trabajo doble (casa-oficina) pero no quería dejar de pasar para decirte como me ha gustado tu escrito.
Nosotros somos las maticas.

Un besito. maylin

Eufrates del Valle dijo...

Que bello post! Mi madre (que seria la abuela de los Aseres, con sus 73 anos) tenia tambien su jardin en el Vedado. Ella a veces me sorprende con cosas como esta, mas dificiles para su edad: No ha vuelto a hablar de su jardin del Vedado. Ahora solo habla del que ha hecho crecer en Madrid, como si fuese el unico que ha tenido en su vida. Las madres siempre nos sorprenden con cosas tan bellas como estas... Feliz Navidad amigos Aseres, y las mejores flores para esa cultivadora a la que se refiere este post.