Recent Posts

9 de noviembre de 2012

On viernes, noviembre 09, 2012 by GeNeRaCiOn AsErE   No comments
Los cambios de liderazgo en sistemas autoritarios son una maniobra política difícil. Los comunistas chinos intentaron pacificar un proceso a menudo violento y caótico. Es lo que se conoce como “liderazgo colectivo”. No se trata más de que grandes figuras políticas como Mao Zedong o Deng Xiaoping ocupen el liderazgo del Estado, sino que lo haga un equipo de tecnócratas, que es conformado por los miembros de la Comisión Permanente del Politburó. 

El centro del poder de China está integrado actualmente por nueve personas, que son cambiadas cada diez años, según estrictas normas que limitan la edad de sus integrantes. En el último Congreso del Partido en el 2007 se estableció que serían elegidos al Comité Central aquellos políticos nacidos después de 1940. En el XVIII Congreso serán cambiados siete de los nueve puestos. (fuente DW) 

En su década al frente del PCCh, Hu Jintao,  imprimió nuevas tendencias en diversos órdenes. Consciente de que el exitoso modelo que había conducido a China por la senda de un elevado crecimiento tenía los días contados, su giro enfatizó la búsqueda de la armonía en lo social, un desarrollo con mayor valor añadido, una mayor presencia internacional y hasta coqueteó con una pretendida oxigenación del sistema político. No obstante, en ninguno de dichos rubros ha podido consolidar nuevas tendencias y, por el contrario, buena parte de los viejos problemas parecen haberse acentuado. Es por ello que internamente no falta quien le acuse de ser el artífice de una “década perdida”.

GeneracionAsere/LA PANDILLA
Reactions: