Download

Recent Posts

2 de julio de 2008

On miércoles, julio 02, 2008 by GeNeRaCiOn AsErE in    9 comments
Ella es mitad chilena y mitad cubana, pero esta "mitad" que compartimos no debería ser el comienzo de su propio exilio. Quisiera que tome de mi parte lo que considere y ojalá que eso la haga crecer; que me deje a mi el odio, el dolor de las despedidas y el sentido de la culpa. Ojalá pueda enseñarle a sentir mi identidad como algo suyo, como un refugio y no como una condena.
Muchos hijos de los exiliados chilenos, crecieron con la mente puesta en el regreso a Chile, así vivieron los primeros años de su vida, en medio de una sensación de temporalidad y de retorno inminente. A la hora del regreso, algunos de ellos en medio de su euforia adolescente, se encontraron con un país muy distinto del que le habían contado sus padres... el costo de adaptarse fue gigantesco.

Mientras no se tienen hijos uno puede vivir buscando lugar, como cuenta aquella -¿no muy buena?- canción de Carlos Varela, donde Lucas y Lucía una vez que se han ido ya no pueden terminar de llegar... la metáfora de ese ‘viaje sin fin’ acompaña hoy a casi toda mi generación. De cualquier modo, si es cierto eso que cuando uno se va del país en que nació, más nunca puede encontrar el destino de su viaje, por lo menos al convertirte en padre, tendrás que aprender a respetar el sitio que "eligieron" tus hijos e hijas para nacer.
GeNeRaCiOnAsErE/ Kike V.

Reactions:

9 comments:

Aguaya Berlín dijo...

En temas como estos pienso mucho...... qué querrán mis hijos en el futuro?? La niña con sus escasos 3 años me dice "mami, yo quiero ir a Cuba". Allí, le pusimos de ejemplo el otro día, podrá conocer lo que es una lagartija... y ella enseguida quería saber de aviones...

Quizá encuentre mi destino algún día, no lo sé, pero el de ella y su hermanito tendremos que respetarlo, eso es cierto.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Kike, mi socio, ojalá que te salga con lo mejor de las dos culturas.

saludos

albert

lola dijo...

Cuando cayó el muro, los cubanos que vivíamos fuera pensamos que en Cuba las cosas iban a cambiar y que al fin podríamos regresar, mi hija tenía en ese momento 10 años, yo hice el comentario en casa de que podríamos irnos a vivir para allá si las cosas se arreglaban, a Julio no le importó, el dice que va adónde yo vaya, pero mi hija me preguntó: "¿y entonces no voy a ver más a mis amiguitas y a los otros abuelos?", y ahí mismo se me acabaron los planes, yo no podía hacerle pasar a mi hija por lo que yo ya había pasado, además de forma innecesaria.
Saludos,

Anónimo dijo...

Casi todos los pequeños son geniales... el problema comienza cuando quien los educa les quiere cobrar cada cucharada de comida con una sarta de compromisos morales, porque... crecer en un país del III Mundo tiene su precio. ¿No?
Tantos matutinos, tantas flores a Camilo y tantos círculos de interés... para al final darnos cuenta que en el Socialismo tampoco había reyes magos... de que aquello del ‘futuro mejor’ era una mentira imposible, de que aun a pesar de todos los principios, a la gente al final le hace falta un poco de dinero y solo es posible cambiar el mundo si eres capaz de cambiar tu vida primero. Por eso los niños nacen para ser felices y no para ser pioneros Moncadistas

Un beso y toda la suerte del mundo para mi sobrina. Los quiere,
tony.

Manu Chao- Mi vida

Anónimo dijo...

Yo choque con la realidad de golpe y porrazo. Antier mi hija me llama al patio para que viera su dibujo de una "ball"..con tiza en el piso descansaba el tierno dibujo de una niña de una pelota con forma de, para mi, disco volador. Ahi, viendo la pelota de futbol americano me di cuenta que mi hija, por mas que le gusten los frijoles negros es americana. Y para ella el Blanco, el azul y el rojo de la bandera se combinan diferente a los mios...y esa bandera tengo que respetarsela porque fue la que me permitio, me guste o me pese, darle un mejor futuro.
saludos desde texas

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Bueno, esa es mi historia. Creci con el cuento de que siempre volveriamos a Chile una vez que cayera la dictadura. Una vez que cayo ya no nos quedaba nada por el cual regresar, ahora fuera de Cuba pienso en el volver a Cuba pero ya Cuba no es igual, Chile no soy yo y ando perdida en este mundo... y mis hijos son resultado de esta mezcla... Es duro, es duro ver a los ninios elegir un pais el cual no es el tuyo...
Saludos Kike...

Lena

Catik dijo...

Lo importante es transmitirles nuestros valores donde quiera que estemos y que no se pierdan los recuerdos, contarles, contarles mucho...que se les añada, que no se les reste...
Besos

A Cuban In London dijo...

Me uno a los demas comentarios porque a los mios los estoy educando de manera que respeten a Cuba pero sabiendo que nacieron en GB. Al final del dia kike es nuestra opcion dejarnos llevar por lo negativo de la globalizacion o lo positivo de esta.

Saludos desde Londres

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Por los Cubano-Americanos que he conocido de este lado, después de los 30's hay una metamorfosis no kafkiana en los cubiches. Primero empieza la confución de las culturas, luego un reaprendizaje y adoración por nuestra música. Después se despetroncan con el ron, el tabaco, la guayabera y una curiosidad insaciable por saber todo de Cuba. Cuando llegan a este punto ya no hay marcha atrás. La semilla es más fuerte.
Tuve un cliente Cubiche nacido en Tampa. El señor tenía 80 años y me esperaba todos las semanas pa´comerme a preguntas y contarme del orgullo de su descendencia.

saludos
albert