Download

Recent Posts

15 de julio de 2008

On martes, julio 15, 2008 by GeNeRaCiOn AsErE in ,    5 comments
Una polémica nacional se ha desatado en torno a la caricatura que será publicada el próximo 21 de Julio, como portada de la revista the New Yorker , en la misma, Barack Obama aparece ataviado con el típico vestuario musulmán, mientras que su esposa Michelle aparece como una guerrillera con AK-47 al ristre y un afro a lo Black Panther... ambos chocan los puños en signo de victoria por su ascensión a la Casa Blanca, donde se quema la bandera estadounidense, mientras que en sus paredes cuelga un retrato del terrorista Osama.
Según declaran voceros de la revista –fundada en 1925- se trata de una sátira de la visión diabólica, que los críticos de la derecha han intentado vender sobre el senador Obama.

“Nuestra portada sobre la 'política del miedo' combina una serie de imágenes fantasiosas acerca de los Obama y las muestra como obvias distorsiones" dijo a la prensa El editor del New Yorker, David Remnick, quien publicó un comunicado en el periódico The Daily News. "La sátira es parte de nuestra actividad, y está destinada a poner las cosas al descubierto, a presentar un espejo frente al prejuicio, al odio y al absurdo. Ése es el espíritu de la portada", agregó Remnick.
La cuestión del día no es si el contenido de la portada en sí, resulta de ‘mal gusto y ofensivo’ como ha sido calificada por la Campana del Senador Obama e incluso por la de su oponente, el republicano John Mccain, sino que deja en el aire la pregunta de:
¿Hechos así se deben tolerarse en el contexto de una democracia?
¿Es este un acto de libertad de prensa o de libertinaje del mercadeo?
¿Cuáles son los límites del periodismo libre?

Hace casi tres años, en sep. 2005, cuando estalló la controversia del periódico danés Jyllands-Posten (http://jp.dk/ ) sobre las caricaturas de Mohamed Jyllands-Posten Muhammad cartoons controversy , entendí que aun tratandose de un ejercicio de venta inescrupuloso, era el mismo diario quien en todo caso asumía el reto de mantener intacta la credibilidad con su audiencia. Este es el mismo reto que hoy afronta The New Yorker.

GeNeRaCiOnAsErE/tonygm
Reactions:

5 comments:

Anónimo dijo...

No puedo dejar de imaginar los cueros que se darán en Cuba... cuando la prensa y la gente de rienda sueltas a la chispa criolla... ¡hummmmmmm!
Saludos, Maylin.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

La libertad de palabra puede ser ofensiva. Es mi opinión; que desde cualquier ángulo que se mire, podemos criticar, opinar, condenar, pero nunca censurar.

saludos

albert

Mar Sanfrancisco dijo...

Los medios de comunicacion son eso, medios para comunicarse los cuales cada uno los usa a su conveniencia y ya esta.
Otra cosa es como nos dejamos influenciar por lo que nos cuentan.
Creo que todo se vería con mas humor si existiese unas bases en la sociedad de educacion y libertad del pensamiento único he individual.
No se puede censurar, hay que hacer un enorme esfuerzo,pero para luchar contra la ignorancia.

Besotes a todos.

Cybercíclope dijo...

Bueno, esas preguntas sobre "los límites de la libertad" (formulación, por demás, oximorónica) nos las haremos siempre.

Lo que es curioso, sin embargo, es que a mi juicio, la portada retrata un prejuicio sobre Obama que escucho constantemente cuando lo llaman por su segundo nombre.

Saludos

A Cuban In London dijo...

Libertad. Estoy respondiendo la pregunta. Por suerte en EUA todavia se tiene el primer articulo de la constitucion que permite la representacion por medios graficos de personalidades politicas y religiosas sin ningun tipo de represalia. La labor de un caricaturista es de exagerar la realidad y la labor de un caricaturista inteligente es no subestimar a su audiencia, sino retarla a que piense. Libertad, esa es mi respuesta.

Saludos desde Londres.