Download

Recent Posts

13 de marzo de 2010

On sábado, marzo 13, 2010 by GeNeRaCiOn AsErE in , , ,    1 comment
(las palabras no se comen)

VI
Esta mañana, con el primer sorbo de café con leche me ha sorprendido ver en el diario una caricatura del primer ministro en guayabera y calzoncillos, calzando tacones de mujer.
¡Cómo han cambiado las cosas en la isla!


Cristo apareció en la Habana
El redentor que reclamó hace una semana ser el nuevo Mesías desde la barriada de Luyanó, fue linchado este viernes en las honduras del barrio de Jesús Maria.

II
Quien camina por estas calles sin asfalto, quien suda la ropa sin reparos y carga sus tres cubos de agua diarios, puede pretender que se ha ganado el derecho a hablarle sin rodeos al vecino de al lado.

El pueblo no soporta que le llamen pueblo, le han engañado tantas veces que la palabra ha perdido su encanto y ahora suda su fiebre para curarse la apatía.

Hoy es el día de la rumba nacional.

Willy canta en la plaza y todo el mundo esta allí, pero hay algo distinto, porque ahora la muchedumbre baila y los más jóvenes ríen sueltos de verdad y tiran su pasillo.

.... la gente lo que quiere es comida, “comida ahora mismo” es el lema del partido "líder" en las encuestas de las primeras elecciones libres luego de tanto tiempo.
La patria es un plato de frijoles y las palabras sobran, las palabras no se comen, las palabras son solo eso, palabras.

Ya hay tres Mc Donals en La Habana. El primero en 23 y L.
Donde antes hubo una librería para turistas, hoy acuden en masa, las huestes citadinas a celebrar el fin del apartheid y el advenimento del "fast food System".
Las colas aun son largas...
Se requiere la apertura de nuevos establecimientos de comida lenta, “el pueblo tiene hambre vieja” y las migajas no le alcanzan.

V
Han vuelto las cruzadas en contra de la corrupción, los políticos se acuchillean de palabra y no estamos ni a la mitad de campaña. Clara señal de la libertad de prensa.

-Vote por nsotoros, pues aquel señor además de anormal, tiene las orejas peluas-

Acabó la censura, pero la gente esta cansada y no quiere oír de patriotismo, de héroes y mucho menos de sacrificio.
Aquel que recién regresa reaprende todo en el acto, o se marcha instantáneamente.

¿Acaso en isla no habra mas que dos caminos?

III
- La culpa es de la Constitución del 40, que concedió demasiadas libertades-
Los “octogenarios”, son un partido amplio, que un giro inexplicable agrupó a la izquierda y a la derecha tradicional, bajo el objetivo “de reconstruir el país sobre las bases del respeto a la tradición”.


La nación esta a salvo. ¡Viva la nación!

¿Y si aquel artista famoso se postula al fin?

Mi ciudad aun ruinas conserva su magia imperecedera, las calles han envejecido, las vallas comerciales sustituyen a la propaganda revolu-dinosauria, son maquillajes en el rostro de indigno de una vieja que por milagro de sus malecones y de sus bancos que no se doblegan, retoñan en las parejas de muchachos que se dividen en uno y penetran sus espacios, besándose para encontrar la forma de rejuvenecerla.

Hay algo en la Habana que le impide el ser abandonada por la belleza.

Los almendrones desaparecen, aun algunos los usan como arma política, son el logo del partido X, que tiene por slogan aquello de que "lo bueno siempre regresa".

Camino a la Plaza y veo un desfile de autos viejos, viajo al pasado desde el futuro. Imagino las bocinas de reliquia, tronando a degüello en la comparsa -Ae, ae, ae la chambelona-

I

Volver con la frente “casi marchita" y uno comienza a descubrir de que se trata eso de no ser joven... primero es el espejo y luego el regresar a las calles donde encuentras lo que alguna vez dejaste, hace ya mas de veinte años.

Acaso seré un viejo y no me doy cuenta...

Angelito, un taxista medio loco me conduce cazando todos los baches de este mundo, desde las alturas de nuevo vedado hacia Tulipán y Boyeros, mis riñones no dan mas y repiquetean entre el techo y el asiento.
En el camino escucho la radio y el estilo de los locutores me parece novedoso, sin embargo sus voces me recuerdan a la de mi abuelo, que de domingo en domingo imitaba con esmero a las rifas del jabón candado.

¿Como podré reconocer mi voz en la de aquellos que quieren un cambio?
Poco a poco entro en las conversaciones, río, me disgusto, gano y pierdo. Por mucho que el tiempo haya pasado, descubro con asombro que “somos lo mismo” que nuestra sal viene del mismo lado.

Para ubicarme hago un mapa sobre el estado de las cosas:
Las barajas de este juego otra vez han sido repartidas.
Aquel que tiene la llave, quiere sacarle el kilo a la oportunidad.
La mafia ha hundido sus manos en el asunto.
El gobierno Americano entrena al nuevo ejercito libertador.
Todos tenemos la culpa, porque todos somos vulnerables.
(de tres hermanos el mas grande se fue... por la vereda a construir y a fundar)
Será que a nosotros también se nos escapó el tren...aguantando palos en el patio, o dispersos por el mundo.
Mi generación carga con el estigma de su auto exilio, aquí y allá se mantuvo callada
Afuera tuvimos hijos sin abuelos que crecieron a miles de kilómetros de nuestro cielo. ¡Que tardes tan tristes para recordar el mar!
Adentro, la depauperación y los hechos nos taladraban la conciencia. Eramos culpables de todo, pero mas que nada de preguntarnos -¿por qué hay que quedarse aquí?-

IV
Un niño cruza la calle con la banderita en el bolsillo, al menos para él a banderita ha dejado de ser determinante, nadie lo obliga a agitarla. La única bandera que se agita es la de sus ojos. El chamaco me mira lento y mientras pasa por mi lado, descubre que soy un cubano extranjero, sonrie seguro de si mismo, a cada paso estrena su libertad.
La ciudad ha cambiado, los héroes descasan en los libros, la Habana es el lugar de los mil nirvanas y cada cual rumbea a su forma. Si se invierte el microscopio, uno puede encontrar el país real, mirando a la cara de la gente.

¿Acaso la bandera seguirá siendo la misma?
Del tirano ya nadie habla. Es tabú. Todo el mundo quiere echar pa’lante y no queda tiempo para ir a escupir su mausoleo.

Lo único que merece el odio, es olvidarle.
La mayoría piensa que la mejor justicia es la construir, pues la injusticia dejó ante todo un país destruido.

De repente viro la cabeza por el ruido y pasa un almendrón descomunal. Es el cadillac mamey y blanco del Benny.. Lleva un cartel que dice:

Andy Garcia-Presidente.


GeNeRaCiOn AsErE/ alberto n' tony

Reactions:

1 comments:

Anónimo dijo...

Muy bueno, "solo que me fui de alla no porque esto fuera bueno sino porque aquello es una mierda"
Slds
El Habanero