Download

Recent Posts

29 de marzo de 2010

On lunes, marzo 29, 2010 by GeNeRaCiOn AsErE   2 comments
Sometemos a su consideración este artículo de la Lic. Euridice Losada, musicóloga cubana.

Siempre he pensado que la conciencia –si alguna vez se tuvo- de vez en cuando despierta y reclama vergüenza.
Lo que da vergüenza, es que ahora, tan tarde, traicione tanto tiempo de su vida en que defendió lo indefendible, y de hecho se desdiga de lo que hace tiempo sus canciones ya no sabían como reflejar.
No quiero sentirme en su lugar. ¿Dónde está ahora?
Porque allá a finales del sesenta y primeros años del setenta el reflejo las quejas, las desilusiones y, también las esperanzas, de una generación confundida entre la poca información -que en todos los ordenes ha caracterizado estos 50 años-, y los grandes cambios sociales de la igualdad de sexo.
Todo era un mar de confusión y las canciones de Silvio se atrevían a plantearlo.
A veces me preguntaba ¿Dónde quedo el autor de “Oda a mi generación”, de “Resumen de noticias”, canciones que de algún modo reflejaban a los que recién entrando en la adultez habíamos descubierto que los que se habían ido tenían la razón, y que a nosotros hasta ese derecho se nos había quitado.
¿Dónde esta el autor que dijo: “tenemos un pie en el aire y el otro pidiendo permiso..”?
Y si es verdad que nos sentíamos engañados de tanta basura ¿Quién se atrevía a plantear que se iba del país?
¿Quién? Si aquel que se atrevía tenía que renunciar a todo, vivir estigmatizado y esperar mucho más de 5 años.
¿Quién no recuerda a algún amigo que lo “reclamaban” y en el tiempo de la espera - afrontando las necesidades básicas a las que ya no podía aspirar- decidía renunciar a lo que anhelaba?.
Si, porque los que se “quedaban” en el extranjero durante el 60 y el 70 eran los “confiables políticamente”.
- Qué juego macabro el que le ha tocado vivir a la sociedad cubana- .
Y entonces los que optamos por callar y aguantar nos vimos reflejados –en algún momento- por las canciones de Silvio.
¿Cuántas veces me pregunte donde se metió quien tantos años vivió en el pequeño y oscuro apartamentito de Gervasio afrontando vivir en la pequeña “barbacoa” hecha encima de la cocina de la casa?
¿Dónde quedo aquel que durante mucho tiempo no encontró trabajo y se sabia discriminado, prohibido y consignado como “vago” (termino peligroso en la década del sesenta)
¿Adonde se había ido la memoria de aquel muchacho que para dar a conocer sus canciones se pasó tardes y noches yendo de casa en casa a cantar porque en aquel entonces cantar era su vocación (y la de nosotros escuchar).
Si, hasta que Guevara y Haydee Santamaría se percataron de que ese cantautor seria mas productivo en el otro lado, y…”se cambio”.
No, no estoy defendiendo lo indefendible, estoy intentando darme la respuesta
que no he encontrado durante mucho tiempo.
Hay algo de lo que si estoy convencida, y que me convence una vez mas: Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza, y a veces una pequeña o ínfima porción de esa semejanza se despierta un día, toma conciencia de si misma y siente vergüenza. Gracias a Dios.
Que pena que haya sido tan tarde y con tanta información errada, equivocada y que tanto daño ha vertido y ha causado.
Porque a veces no fueron solo sus canciones, a veces fue su boca la que vertió juicios y en otras su mano la que se levanto para apoyar las decisiones de un muerto enfermando cada cosa que tocaba: Todo el espacio y cada rincón de la sociedad cubana en las manos de un tirano sin escrúpulos que ahora luce como decía una de sus canciones:
“No es un hombre es un malabarista de su generación”
“No es un hombre es acaso un objeto de la diversión”
“Un sujeto vulgar de la historia con un monograma que dice “bufón”
¿Se dejó convencer?
¿Se dejó comprar? O, como en la edad media los mecanismos de la “inquisición” los convencieron de que “lo saludable” era pasarse para el lado “conveniente”.
No se, no me quiero poner en su lugar.
Esa vergüenza ahora le pesara a el y deberá enfrentarla el
Yo solo soy alguien que pertenecía a esa generación que alguna vez lo siguió y que vio con pena y dolor el lugar que paso a ocupar.

Generacionasere/Euridice Losada.
Reactions:

2 comments:

Anónimo dijo...

Amén!!!Como la Sra.Lic. E.Lozada pienso que Silvio Rodríguez es un camaleón que nos durmió con sus cancioncitas en los 80`s;pero en los 90´s nos decepcionó con sus acciones...Me pregunto:tan cerca está la caída de la tiranía que ya este señorzuelo está preparando su próxima jugada?...a otros podrá convencer,a mí como dice el dicho:que se vaya con su música a otra parte que este perro no me vuelve a morder!Mayra Gonzalez

cubanitoweb dijo...

Excelente reflexión, aquí la mía:
Conversando con Silvio
Entonces Silvio… ¿Dónde está tu unicornio?
Mirando hacia atrás en el tiempo
a todos nos puede asaltar la duda.
Te recuerdo cuando entrabas en La Era, pariendo corazones
y como cambió todo,
Tú,con la poesía de paradojas,mostrastes la Nueva Canción
la rebelde,la incorruptible
la que rompe Montes y Ciudades.
Nosotros,con tu canción
asaltamos el cielo tras de tí.
los Diez Millones,El Cordón de la Habana,La Voluntad Hidráulica
las Cooperativas,La Industrialización,Las Microbrigadas
Las Escuelas al Campo
y fracasamos
Dime Silvio…¿Dónde está tu unicornio?
Tú,seguistes con tu canción,tus poemas
por latinoamérica
y te creyeron,
eran momentos de escucharte,más no de creerte
pero con los años ya no eras tú.
Como aquella mañana en el Diplomercado del Náutico
que comprabas con los prohibidos y malditos dólares
mientras el empleado sonreía ante mi mirada en las carnes.
Oye Silvio…¿A qué sabe la carne de la traición?
Tú,Vives en un País Libre
en tu país donde haces lo que otros no pueden,
y callas
alimentando juventudes para lo imposible
Nosotros,mientras tanto,moríamos en Angola,Somalia y Etiopía
fomentábamos la subversión y hacíamos Marchas del Pueblo Combatiente
amén de los Mítines de Repudio y las Brigadas de Respuesta Rápida
amaestrábamos las prostitutas, y después,
prostituíamos a las maestras
como aquella joven que se perdió del Morro.
También buscamos la libertad fuera de tu País Libre
morimos en el mar,ese enorme cementerio,
que tu sobrevuelas en tus tantos viajes de hijo pródigo
Entonces Silvio… ¿Dónde está tu unicornio?
Quizás perdido en la fantástica fiesta de máscaras
que es nuestra gente
o tal vez esperando tu Angel en el Final del camino
o haciendo la consabida reverencia, al todopoderoso por su nueva idea
o cantando como tú, a dúo, con el prohibido Feliciano
el que oíamos después de las doce en las fiestas
Puede ser que diga como el buen Pedro
Dicen buen Silvio,que de mi murmuras…
ya que las hojas no te van a tocar el cuerpo cuando caigan.
Pide Silvio,pide tu Rabo de Nube
para que se lleve lo feo y nos devuelva el querube
aquel futuro al que tú le cantastes y que nunca llegó
aquella Maza que nos aplastó sin sentido
para que tú cantaras,compraras y viajaras
mientras nosotros seguimos escuchando tus parábolas hermosas
cabalgando como el Mayor con su herida
porque la rabia es nuestra vocación
y a pesar de todo, Cuba Va
no por tí,ni por el Imperio de Horchata
sino por las familias divididas,
los muertos sin sentido,
las ilusiones juveniles perdidas,
la demagogia cruel,
el sudor inútil,
y tú Silvio:
le debes una canción a tu pueblo.

Mérida Enero 1996