Download

Recent Posts

18 de marzo de 2008

On martes, marzo 18, 2008 by GeNeRaCiOn AsErE in    11 comments

Les recomiendo la historia del viaje de IbiZ a Cuba, el que ha titulado ‘Regreso’.


Quise echarle un vistazo y retomarlo luego, pero no pude parar, aunque estaba en el trabajo terminé leyéndolo de un tirón.


Cuantas cosas pude recordar con un solo escrito... En ese relato está también la historia de mis miedos... la ingenuidad esperanzada de recordar solo lo mejor de ayer, pero a la vez también, la desesperación de vivir ‘hoy’ en otra parte a la que no pertenezco, y eso aunque me empeñe en disimular el peso de la distancia para no desaparecer.


Reí en serio muchas veces, viajando con las palabras de su ‘viaje’ y pude dormir otra vez en mi cuarto... reconocer a la misma gente de la cuadra... re-hacer las pases con mi viejo. ¡Ah! Me colé -como hacía antes- por el hueco del muro que aun existe a un costado de mi escuela primaria ‘Combatientes de Bolivia’ y ponle el cuño que al final “anduve por las calles nuevamente”.
Lo hice porque regresar a mi edad, es la única oportunidad que tengo de volver a ser niño.

No sé si el día que vuelva allá, seré ya demasiado extranjero, como ahora soy sobradamente cubano para 'cualquiera' en casi todos lados donde me toca vivir. ¿Es qué acaso, se puede ser cubano de ‘más’ o de ‘menos’?
Eso de ‘partir’ tiene un precio tan alto como el de quedarse, y es que al final, si es bien cierto que nunca se llega... de igual forma tampoco se va uno completamente de su propia tierra.

GeNeRaCiOn AsErE/
Reactions:

11 comments:

Eufrates del Valle dijo...

Muy emotiv esta nota, aseres. En el dia leo el articulo que recomiendan. Saludos a todos.

Güicho dijo...

Perder su propia cultura es el peor daño psíquico no traumático.

Lo puedo afirmar categóricamente después de 20 años y un mes de exilio.

La única solución es el escape hacia adelante. No tratando de ser como los aborígenes del país destino, sino universal.

Con nervios fuertes se consigue. Y a partir de ahí flotas en una balsa muy superior a tu propia nacionalidad, si bien no tan acogedora. Ese es el humano global, él del futuro. Como emigrantes contemporáneos, al inicio de la globalización, podemos adelantarnos a nuestro tiempo, aún lleno de nativos e indígenas.

Eso es lo positivo de nuestra situación. En cuanto a lo negativo... bueno, es mejor pellizcarse un güevo que caer en la autolástima.

Saludos!

Ivis dijo...

Güicho: Has dado en el clavo, tienes mucha razón en todo lo que dices aquí. Tomo nota.
Tony: ojalá pronto puedas volver, es tan emocionante... Pero definitivamente hay que instalarse en el universo, como Güicho.
Saludos!

Aguaya Berlín dijo...

Lo de los nervios de acero también es un hecho, es verdad. Si no, se queda uno por el camino...

Me gusta eso del "humano global"... "vengo de todas partes y hacia todas partes voy", menos a la que me gustaría ir ahora mismo :( pero ya vendrán tiempos mejores! Tony, espero que para tí también!

Enseguida leo el de Ivis! con este adelanto tuyo no me lo puedo perder!

Un abrazo!!!

CubanInLondon dijo...

Bueno, Ivis, te dejé mi comentario en tu blog ya. Comparto tus sentimientos y estoy de acuerdo con Güicho, porque si no te pones pa' las cosas te quedas com Estelvina Zuásnabar y Zubizarreta, con ganas de aquello y sin esperanzas de nada.

Saludos desde Londres.

Los Miquis de Miami dijo...

gracias por la recomendación. por el blod de ivis, le dejamos un comentario.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Completamente de acuerdo con el pandillón. EmpinG. Me sumo a las palabras de guicho y a lo que se ha conversado.

... la patria se lleva por dentro y son tus pies o tu mente, los que definen cada día el lugar al cual realmente perteneces... Lo tengo claro, el mundo es tan mío como de los corredores de Wall Street que sueñan con venderlo, tan inconmensurable como el de laika (la perrita cosmunauta) y tan estrecho como de los extremistas islámicos que están locos por volarlo en once mil pedazos.

Lo único es, que a veces mi casa... mi vieja... la gente de mi barrio y el fríjol Negro que tengo por corazón, me tiran duro para recordarme que por mucho que le haya dado a los pedales en esta vida, es difícil olvidarse de donde uno creció, cada día me levanto a dispuesto a abrir camino hacia todos lados, pero igual descubro que las mañas de Stephen (ejecutivo de banco anglosajón) me recuerdan a las ocurrentes salidas del negron Ortega, o (me ha pasado) que una esquina de Roma de pronto me parece casi idéntica a aquella otra de Galiano entre Animas y Trocadero, es entonces... cuando digo “coño, pero que carajo es esto!” y ahí mismo me llega esa sensación existencial de que si soy un ciudadano del mundo.

Descubrir las mimas cosas de uno en los otros, es crecer. Que importa que sean grandes o pequeñas, en remangate el bloomer o en los campos Elisios, si al final sabemos que venimos todos de la misma tribu. Claro, a cada cual nos toca un viaje distinto, una marca diferente... y así entonces... la familia, la escuela y la pequeña historia que vivimos antes, nos hacen caminar más seguros... y aplaudir o encabronarnos... y aceptar, reír, maldecir, emocionarnos todo el tiempo con lo que pasa a mil millas en redondo de la wide world web y eso es también para mí, descubrir a donde queda la patria.


pilladera, tony.

Yo soy Medea dijo...

Pase por aqui y por lo de Ivis. No dejo comentario, hay cosas que son muy dificiles de explicar. Y entiendo el sentimiento de Ivis y lo comparto, porque todos los cubanos somos asi, pero enseguida me espavilo y grito ....!!!pero caballero eso alla esta de madre!!!

Ivis dijo...

Me gustó lo de "el blod de Ivis", es como la sangría de Ivis, una buena metáfora.
Y para metáforas las del Tony, que estaba hoy inspirado, oyeee, asereee, me dejaste boquiabierta. ¡Yo me erizo y no llego al piso! En serio, te quedó bien.
Mede, te entiendo, no me hagas mucho caso, que soy muy parcial.
Saludos a todos, encantada de estar por aquí de vuelta.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Hola Ivis,

Me dan unas ganas de madre de ir a Cuba. Hoy leí tu post interesantísimo y lleno de respuestas a las preguntas que siempre me hago. Lo tuve que hacer en mi trabajo y luego salí para la escuela y acabo de llegar ahora muerta, pero solo quería decir que me gusto mucho.

Un saludo,
Maylin

Ivis dijo...

¡Gracias, Maylín! Qué lindo eso...
Un beso para tí.