Download

Recent Posts

30 de julio de 2013

On martes, julio 30, 2013 by GeNeRaCiOn AsErE   No comments
Reproducimos carta enviada al diario The Washington Post, por la agrupación de jóvenes "Raíces de Esperanza" (Roots of Hope), en respuesta a un artículo publicado por este diario a un año de la muerte de los líderes cívicos cubanos, Oswaldo Payá y Harold Cepero.
Young Cubans follow in footsteps of Payá and Cepero
We commend the July 20 editorial “ A torch that still burns,” which marked the first anniversary of the suspicious deaths of Cuban pro-democracy leaders Oswaldo Payá and Harold Cepero and called attention to the democratic aspirations of the Cuban people.
Mr. Cepero was posthumously awarded the National Endowment for Democracy’s annual Democracy Award. Mr. Cepero, 32 years old when he died, was a proponent of political reform and societal change that would allow Cubans to free themselves from censorship and restrictions on academic and artistic expression, which are prerequisites for the development of a strong civic society independent of the Cuban government. Accepting the award on his behalf was Rosa Maria Payá, the 24-year-old daughter of Mr. Payá — illustrating a generational shift in the leadership of Cuba’s pro-democracy movement. Young people in Cuba are increasingly assuming the mantle of leadership and calling for greater reforms on the island. We stand with these young leaders who, like Ms. Payá, are working to build a free and democratic future for Cuba.

Felice Gorordo and Tony Jimenez, Miami
The writers are co-founders of Roots of Hope.
------------------------------------------------------------------------------------------------
(En español)
Felicitamos su editorial del 20 de Julio "Una antorcha que aún arde", que marcó el primer aniversario de las sospechosas muertes de los líderes pro-democracia en Cuba, Oswaldo Payá y Harold Cepero,  el cual llama la atención sobre las aspiraciones democráticas del pueblo cubano. 
Al Sr. Cepero le fue concedido a título póstumo, el Premio anual de la democracia,  por la Fundación  Nacional para la Democracia (National Endowment for Democracy’s). El Sr. Cepero, que contaba con 32 años de edad al morir, fue defensor de una reforma política y un cambio social que permita a los cubanos liberarse de la censura y las restricciones a la expresión académica y artísticarequisitos previos para el desarrollo de una sociedad civil fuerte e independiente del gobierno cubano. El premio fue aceptado en su nombre por Rosa María Payá, de 24 años de edad, hija del Oswaldo Payá - hecho que ilustra un cambio generacional en el liderazgo del movimiento pro-democracia en Cuba. Los jóvenes cubanos están asumiendo cada vez más el manto del liderazgo al tiempo que piden mayores reformas en la isla. Nos unimos a estos jóvenes líderes que, como Rosa María Payá, están trabajando para construir un futuro libre y democrático en Cuba.

Felice Gorordo and Tony Jimenez, Miami
Los escritores son co-fundadores de "Raíces de Esperanza".
Reactions: