Download

Recent Posts

27 de julio de 2013

On sábado, julio 27, 2013 by GeNeRaCiOn AsErE   2 comments
Gracias a Adrián Monzón, por publicar en nuestro grupo de Facebook el link a la carta de suicidio de Miguel Ángel Quevedo, director de la revista “Bohemia”.
FRAGMENTOS...
"Fidel no es más que el resultado del estallido de la demagogia y de la insensatez. Todos contribuimos a crearlo. Y todos, por resentidos, por demagogos, por estúpidos o por malvados, somos culpables de que llegara al poder."
"Ojalá mi muerte sea fecunda. Y obligue a la meditación. Para que los que puedan aprendan la lección. Y los periódicos y los periodistas no vuelvan a decir jamás lo que las turbas incultas y desenfrenadas quieran que ellos digan. Para que la prensa no sea más un eco de la calle, sino un faro de orientación para esa propia calle. Para que los millonarios no den más sus dineros a quienes después los despojan de todo. Para que los anunciantes no llenen de poderío con sus anuncios a publicaciones tendenciosas, sembradoras de odio y de infamia, capaces de destruir hasta la integridad física y moral de una nación, o de un destierro. Y para que el pueblo recapacite y repudie esos voceros de odio, cuyas frutas hemos visto que no podían ser más amargas." (leer carta completa)

UN COMENTARIO
Cada vez que escuchamos la palabra pueblo y justicia social, a los que nacimos en la isla luego de 1959 se nos ponen los pelos de punta. ¿Por qué?
Será que nos tocó vivir en medio de una de esas "democracias de laringe", donde la palabra es un mero instrumento de poder y poco tiene que ver con la realidad.
La misiva en cuestión es un testamento lleno de dolor y amargas verdades, sin embargo es poco probable que la muerte de este hombre haya servido para algo, al igual que su obstinación de arrastrar a millones de personas hacia un inevitable sentimiento de culpa. 

El hecho de que los cubanos -antes y ahora- aspiremos a un gobierno más justo  no nos coloca en la posición de culpables. 

Quizá todos seamos algo responsables de que los Castro detenten el poder en Cuba, pero eso no implica que cada uno de nosotros tenga la culpa. Existe una diferencia entre culpabilidad y responsabilidad.

Cuan frecuente es ver a aquel que acusa al pueblo en términos de turba miserable, arremeter de inmediato contra los demagogos que lo complacen.
¿Se han preguntado alguna vez cuál es el antónimo de la demagogia?  No existen claras referencias.

Si el arte de los demagogos consiste en manipular los sentimientos de la gente para apoderarse del poder, ¿a dónde llegan los que desprecian a la sociedad y niegan toda utilidad al gobierno? ¿No son parte de un mismo juego? Dualidad. 

Tal vez aquel que canta la oda de la excepcionalidad, olvida que las masas que tanto desprecia se componen de individualidades de la cual la misma historia no le excluye. 
Hubiera sido mil veces más útil que el finado director de Bohemia "arrojara la luz" de su experiencia sobre aquel desastre para las nuevas generaciones, pero desgraciadamente optó por apagarse. Y es que tal vez el hombre que había en él ya estaba muerto incluso antes de que escribiera la carta.

GeneracionAsere/LA PANDILLA
Reactions:

2 comments:

Anónimo dijo...

Muy buena reflexión, caballerooo
Amén
Boris

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Gracias bro! Abrazon.