Download

Recent Posts

8 de mayo de 2008

On jueves, mayo 08, 2008 by GeNeRaCiOn AsErE in    4 comments
¡Llegaron las vacaciones!

Así gritaba un niñito, que iba el viernes pasado, balanceándose contento como un columpio, de la mano de su madre. De inmediato recordé esa frase y fui a parar 15 años atrás (andaba por mi primaria en pleno período especial) aquello de estar en la casa, era para mí la felicidad... pero para mis padres creo que era como un pequeño infierno. Ahora caigo en las penurias y tribulaciones que llegaban junto a aquellos apagones de la primavera-verano del 1993.

Recuerdo esperar con ansias la semana de receso, todo un ‘pido time’ para librarme de las matemáticas. Yo era de esas niñas que tenían que ir a la escuela en vacaciones, para mí lo único que cambiaba era aquello de que podíamos llevar juguetes y no habían clases... ¡Este último era un detallito interesante!

De la maestra auxiliar que nos tocaba dependía el éxito de la semana de receso, o era como un yougurt cortao, o como la reina de la composición de... ¡Aquel día inolvidable! Señores, que si la profe’ era buena gente te llevaba al parque Acapulco, al Zoológico o a Jalisco Park y eso se agradecía, porque aunque eran lugares que ya nos sabíamos de memoria, el poder redescubrirlo con la gente del aula siempre- siempre tenía su cosa.

En la alegría de aquel niñito colgado de la madre, me ví reir y gozar nuevamente, arrastrando a mi perrito rojo con rueditas de plástico, que varias veces se me viraba pa’l lado... y aunque varias niñas me dijeron que estaba un poco cheo, yo estaba segura de que ese era el mejor juguete del mundo para entretenerme, y lo corrí con ganas de un lado para otro y lo rodé a cada hora de mis vacaciones, sin descanso, porque no por callado, me resultó menos fiel. Tal vez desde entonces, sin saberlo, aprendí jugando sola en las vacaciones del receso escolar, que las cosas de uno, aunque sean pequeñas no se comparan -en valor- con otras más grandes, que por ajenas, no nos pertenecen.

Mi semana de receso ya no volverá porque ya estoy muy tarajayua y es por eso que recordar días como aquellos se me ha convertido en un lujo, en un alto al fuego para mirar lo que fuimos y cuestionar lo que hoy somos... AQUÍ, en este mundo de celulares, de tres monedas y tres clases, de regueton y de sueños digi-tales... donde al parecer no hay mucho espacio para las nostalgias.

GeNeRaCiOnAsErE/arimarfilia
Reactions:

4 comments:

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

...ésta es, al parecer, la semana de refresquitos negros y nostalgias escolares; un sentimiento colectivo que ha explotado sin planificar, pero que bien...

albert

Los Miquis de Miami dijo...

y recuerdan aquella televisión de las vacaciones de julio y agosto: tu verano está en el seis. no, tu verano está en el dos.

Anónimo dijo...

Miquis, a mi me gustaba prismas de verano. Era un soplo de aire fresco.

Ari, yo me pasaba la semana de receso en casa de mi abuela de las Villas, correteando con mis amiguitas al aireeeeeeeeee libre. Tdavia guardo una foto con un ‘venaito’ ahí.

saludos, maylin.

Aguaya Berlín dijo...

En las semanas de receso yo tenía que ir a la escuela porque en mi casa todos trabajaban. Muchas amiguitas, no, así que la mayoría de las veces me aburría, porque nos juntaban a varios grupos y ya jugar "no era lo mismo".

Pero recuerdo de buena gana las tiraderas de torticas y refresco negro que se armaban en las meriendas, qué relajitos!!!