Download

Recent Posts

6 de mayo de 2008

On martes, mayo 06, 2008 by GeNeRaCiOn AsErE in    7 comments
Esta es una de las historias que más he disfrutado en la bloguera. Un retrato a lápiz (digo, a teclas) del efecto Revolución de Pachanga que casi todos nosotros vivimos, de una u otra forma en carne propia. Aquí nuestras palabras huelgan. Con ustedes

Repudio

( by Algodar)

Al final de la algarabía había dos muchachitas de Pre bailoteando y gritando “¡Que se vaya la escoria!”

Ya la gente empezaba a irse. La novela estaba por comenzar de un momento a otro.

Armando “El Maceta” se acercó a una de las muchachas y le preguntó al oído que quien era el homenajeado.

-No se – Dijo la chica y virándose hacia la otra preguntó: ¿Marisela, tú sabes quién es el tipo que vive ahí?

-No se – Dijo la otra. Y siguieron el brincoteo, mientras Armando trataba de cuadrar con la más llenita, mientras gritaba de vez en cuando “¡Gusano!, ¡Que se vaya!” ¡Abajo la escoria!, etc, y agitaba una banderita en alto.

El gordo que golpeaba una lata de “luz brillante” con un cucharón de calamina al son de guaguancó, levantó la mano y grito “!Caballero, voyenpira! ¿Quién quie’ la lata?”

Armando se apoderó de la lata sin dificultad y continuó animando el espectáculo unos minutos más, hasta que se quedó solo con las dos colegialas.

Marisela se separó un poco para facilitar el cuadre. Armando precisó con la otra:

-Mañana a las cinco en la esquina del Pre. ¿Okay?

-No se. Tengo que pensarlo. –Dijo la gordita, aunque obviamente no tenía nada que pensar. Se fueron las dos y dejaron a Armando delante de la casa. Miró hacia todos lados para comprobar que no quedaba nadie por los alrededores. Saco la llave, abrió la puerta, entró con su lata de “luz brillante” y cerró la puerta a sus espaldas.

by Algodar)

photo by palomonte (flickr.com)

Reactions:

7 comments:

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

wow!!! ja ja ja

albert

Joaquín Estrada-Montalván dijo...

asere, buena historia, y ademas conozco algunas otras con final parecido en la Perla de las Antillas

saludos

Anónimo dijo...

genial..la verdad que estaria bueno, para nosotroslos de la ultima horneada y ya que ha pasado el tiempo, que algunos de los que fueron traidos por sus padres nos trajeran sus historias de esos dias terribles. Yo, que cuando aquellos dias tenia 14 años recuerdo muchas cosas pero despues de tantos años es como una nebulosa....

peskaito dijo...

tambien tuve que "participar" en una de esas. estaba chiquita, pero me acuerdo que era un nino del aula que vivia a una cuadra de la escuela y alla nos mandaron a hacer el acto de repudio. yo andaba en tremenda confusion, asi que me puse para el final del grupo a ver si salia por la ventana o algo... como era posible que el chama fuese un gusano, si hasta ese dia en la manana estaba jugando con nosotros y yo le habia visto dos piernas y dos brazos?

de mas esta decir que no mucho tiempo despues, hasta mi hermana se piro...

ese fue otro trauma. por muchos anos me durmieron con el cuento de que ella era tan inteligente que la habian mandado a estudiar a la u.s.s.r., aunque nunca venia de vacaciones, como los demas. la manera en que lo descubri fue lo mas duro de procesar: mis envidiosos hermanastros no dudaron en echarmelo en cara durante una discusion, ya mas grandecitos. me traumatize por muuuucho tiempo...

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

peska, que bola, mi ambia?

Al Godar dijo...

Gracias por postear mi historia.
Sería más cómico no fuera tan trágico.
Tenemos que afinar la memoria y escribir todas estas cosas. La gente tiene que saberlo. Muchos que sufrieron las ofensas tienen derecho a que se sepan en todo su horror estos vergonzosos episodios.
Saludos,
Al Godar

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

de verdad que esta historia tiene un poder de resumen del c' pa' lante.
un hit de linea de algodar. Enhorabuena!

nos vemos, t.